Cómo Seducir y Retener a los Millennials

Deloitte publicó su reporte 2016 sobre la encuesta a la generación Millennial. Entérate de sus tres cualidades más importantes y comprende las claves de su reclutamiento y retención.

 

Los Millennials están con un pie afuera del trabajo

El 40% declara que se cambiaría de trabajo dentro de los próximos dos años si tiene la oportunidad. Más aún, los millennials solo pasan 2 años promedio en sus puestos de trabajo.  Las principales razones son la falta de oportunidades para desarrollar su liderazgo y la sensación de no ser escuchados por sus colegas. Esto se ve potenciado por la necesidad de equilibrio con la vida personal y conflictos de valores con la organización.

 

Los Millennials quieren cambiar el propósito de las empresas

El 64% de los millennials siente que las empresas solo se centran en sus necesidades y no en los de la sociedad. Creen que las organizaciones deben comenzar a preocuparse menos por generar utilidades. Más aún, están convencidos de que es fundamental desarrollar productos que cambien la vida de las personas y consideran esencial la ética en las organizaciones.

 

Los Millennials son aprendices

De aquellos que afirman querer continuar en su empresa por más de 5 años, el 68% tenía un mentor. Mientras que en el segmento que deseaba irse en menos de dos años solo 56% lo tenía. No es de extrañar, ya que los millennials siempre están en búsqueda de oportunidades para desarrollarse profesionalmente y poner su liderazgo a prueba. De esta forma, es vital crear una cultura organizacional donde el conocimiento y la experiencia se traspasen a los nuevos trabajadores.

 

En conclusión, para atraer millennials talentosos es necesario que implementes sistemas de capacitación que ofrezcan posibilidades de desarrollo profesional y vínculo con la empresa. Formar a los altos ejecutivos de tu empresa para que en sus áreas sean guías profesionales para sus subordinados. Manifestar un propósito organizacional claro que vaya más allá de la rentabilidad económica. Y construir una cultura organizacional que equilibre la vida laboral y personal.

 

 

Fuente: DeloitteForbes

Tags

top