[América Economía] INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LA NUBE

Una selfie. Pon tu mejor mirada. El conductor de Uber sube a su automóvil, enciende el motor de la máquina y antes de poder usar el servicio para buscar pasajeros, debe subir un archivo al smartphone con su mejor rictus. La exigencia de la aplicación no es parte de una simpática campaña de comunicación interna de la compañía, sino un sistema especializado para comprobar la correspondencia exacta entre el chofer que creó el perfil de usuario y quien se acaba de ajustar el cinturón de seguridad, pasó primera, fijó el dial en la frecuencia de su radio preferida y ahora acelera optimista hacia la gran noche.

La tecnología tras el sistema de reconocimiento facial de Uber no es exclusiva de la empresa de transporte. En la industria cervecera, la compañía Carlsberg ya usa sensores inteligentes para detectar diferencias entre sabores y aromas en sus cervezas, y así controlar la calidad de estas a través de la interpretación de datos. Y esa tecnología también hace posible el buen trabajo de “Rose”, la chica de voz sensual del casino y complejo hotelero The Cosmopolitan, en Las Vegas, a quien lamentablemente nadie puede subirle el sueldo, pese a que ya ha logrado incrementar en 39% el consumo de los clientes y estadísticamente se sabe que interactuó con el 82% de los usuarios, de los que el 90% la recomendaría a otros clientes y el 98% se sintió satisfecho con sus servicios. “Rose” es un chatbot con quien los huéspedes se pueden comunicar a través de una tarjeta que se les entrega junto con la llave en el mostrador de recepción. Mediante el smartphone, se los anima a chatear con ella para que conozcan secretos y sorpresas que un huésped podría no advertir, como su mundialmente renombrada colección de restaurantes. ¿Cómo lo hace? “Rose” contiene más de 1.000 temas de conversación para ofrecer a los huéspedes distintas formas de reserva de actividades, ofertas gastronómicas o tratamientos de spa.

La base tecnológica de estos servicios es la misma, la Inteligencia Artificial. Si quieres saber más puedes continuar leyendo el reporte de América Economía en el Link adjunto.

LINK

top